Contracciones ventriculares prematuras

Las contracciones ventriculares prematuras (PVC, por sus siglas en inglés) son un tipo de latido anormal (arritmia). Son muy comunes. Pueden ocurrir en personas de todas las edades de vez en cuando. Por lo general, solo causan síntomas leves.

Middle-aged man in mild pain with hand on chest.

¿Cómo se producen las contracciones ventriculares prematuras?

Su corazón tiene cuatro cámaras: dos aurículas superiores y dos ventrículos inferiores. Normalmente, un grupo especial de células inician la señal para que comience el latido. Estas células se encuentran en el nódulo sinoatrial (SA), que está en la aurícula derecha. Esta señal viaja rápidamente por el sistema conductor del corazón. Viaja hacia los ventrículos izquierdo y derecho. A medida que va viajando, la señal activa otras partes cercanas del corazón para que se contraigan. Esto hace que su corazón se comprima de manera coordinada.

Cuando hay una contracción ventricular prematura, la señal para que se inicie el latido proviene, en cambio, de uno de los ventrículos. Esta señal es prematura, lo que significa que sucede antes de que el nódulo SA haya tenido la oportunidad de enviar su señal. Esa señal prematura recorre el resto de su corazón y provoca un latido. Si esto sucede muy pronto después del latido anterior, su corazón impulsará muy poca sangre. Eso provoca la sensación de que ha habido una pausa entre latidos. Si sucede un poco después, su corazón impulsará una cantidad de sangre casi normal. Eso provoca la sensación de que ha tenido un latido adicional. Entonces, el corazón tiene un latido “prematuro” entre los latidos normales.

¿Cuáles son las causas de las contracciones ventriculares prematuras?

Hay ciertas cosas que pueden activar una señal prematura en los ventrículos. Por ejemplo:

Muchas enfermedades del corazón aumentan los riesgos de tener contracciones ventriculares prematuras. Por ejemplo:

Con frecuencia suceden en personas sin ninguna enfermedad cardíaca. Pero, en cierta forma, las contracciones ventriculares prematuras son más comunes en las personas que tienen algún tipo de enfermedad cardíaca.

Síntomas de las contracciones ventriculares prematuras

La mayoría de las personas que tienen contracciones ventriculares prematuras ocasionales no presentan ningún síntoma. También es más probable que tenga síntomas si tiene contracciones ventriculares prematuras a menudo. Cuando sí hay síntomas, suelen ser leves y pueden incluir los siguientes:

Las contracciones ventriculares prematuras causan síntomas más graves si usted tiene algún otro problema de corazón, como una insuficiencia cardíaca.

Diagnóstico de las contracciones ventriculares prematuras

Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus antecedentes médicos y le hará un examen físico. La principal prueba para este diagnóstico es un electrocardiograma (ECG). Esta prueba permite que el proveedor observe la señal de su latido por cierto tiempo breve. Toda contracción ventricular prematura que ocurra durante la prueba quedará registrada en el electrocardiograma. En algunos casos, su proveedor de atención médica podría indicarle que se haga un electrocardiograma de control cada 24 horas o más hasta por 30 días. Eso puede permitir registrar contracciones ventriculares prematuras que no suceden con frecuencia. Se hace con un monitor que deberá usar día y noche durante el período que dura la prueba.

Puede que estas sean las únicas pruebas que necesita su proveedor de atención médica. Quizás necesite más pruebas si tiene contracciones ventriculares prematuras con más frecuencia, o muchas de manera consecutiva. Su proveedor puede buscar otras causas, incluyendo posibles problemas cardíacos. Estas pruebas pueden incluir las siguientes:

Tratamiento de las contracciones ventriculares prematuras

La mayoría de la gente que tiene contracciones ventriculares prematuras no necesita ningún tratamiento. Si lo tratan por otro problema con su corazón, es posible que sus contracciones ventriculares prematuras disminuyan. Por ejemplo, puede que deba tomar un medicamento para reducir su presión arterial. Eso puede disminuir la frecuencia con que tiene contracciones ventriculares prematuras.

En algunos casos, pueden hacerse tratamientos específicos para ayudar a prevenir las contracciones ventriculares prematuras. Solo se usan si usted tiene síntomas causados por las contracciones ventriculares prematuras. Las opciones incluyen las siguientes:

Vivir con contracciones ventriculares prematuras

Su proveedor de atención médica puede darle más instrucciones sobre cómo manejar sus contracciones ventriculares prematuras; por ejemplo: